Mujeres empoderadas

Tengo la gracia de contar con muchas amistades regadas por el vasto mundo, que suelen entrar en contacto conmigo cuando visitan México por algún motivo, de trabajo o a pasear simplemente y que se dan el tiempo para convivir con plaga, dentro de la cual me ubican. Muchas de ellas  mujeres que se han convertido en guerreras de causas propias o ajenas, por las vicisitudes de la vida o sorteando mil obstáculos para ser libres, muy queridas todas, unas a su manera y las demás también.

Se presentó la oportunidad de saludar a una de estas almas privilegiadas, una geminiana virtuosa que conozco hace no menos de dos vidas anteriores, que decidió dejar sus actividades principales (casting y producción) en el país del norte para formar grupos de integración femeninos, biculturales y artísticos, culturales o deportivos dentro de su comunidad pero exportables pricipalmente a México y que como la idea, el trabajo y los resultados de todo el trabajo de Elena, tuvieran mayor difusión.

Mi amiga no había dejado su trabajo habitual, comercial-artístico por definirlo, voluntariamente. El 2020 y el COVIT y nos aplastó a todos y su actividad se hizo mucho más escasa para el público consumidor, pero al mismo tiempo se creó una mayor demanda de las actividades dirigidas a las comunidades marginadas, también como consecuencia del encierro. Así es la vida.

Elena, la divina Elena, tiene la culpa de todo. Y Paty le ayuda. Se trata de difundir la producción de su tercer libro en colaboración de todas las integrantes, todos testimonios de lo vivido antes, durante y sobre todo, las consecuencias de nuestras decisiones durante el «quédate en casa».  Me ubico gratamente impresionado al escuchar sus vicisitudes con la toma de decisiones, eventualidades, accidentes provocados por la falta de comprensión, muertes anticipadas o encierros humillantes y dolorosos de los testimonios.

Mi amiga explica que: «Dedicarse a la producción de ensayos, cuentos y realizar la promoción de un buen número de ejemplares que las mujeres empoderadas han escrito respecto a sus experiencias y vivencias, ha sido parte de la misión.» Ella es uno de los pilares que sostiene el evento por sus buenas relaciones y trato, forma parte insustituible en la concepción del proyecto llamado mujeres escritoras junto con Elena, mi novia.. así me presenta.

Algunas de estas almas perturbadas pero ya sanadas estuvieron presas, apartadas, otras más han sido violentadas, heridas de muerte, muchas; todas narran su experiencia a su estilo y saber de su vivencia en reclusión durante la pandemia; la mayoría ha definido su preferencia sexual y de postres por lo tanto, sin que importe tanto uno ni lo otro; en algunos casos como consecuencia de la opresión y otros más siendo el resultado de la aceptación de su naturaleza.  Su energía es maravillosa y generan empatía con cada testimonio que narran sus autoras, compasión, amor por el prójimo, supervivencia. Este ejemplar dedicado a los acontecimientos en la reclusión proyecta más definidamente su interior, su estilo o motivaciones para hacerlo, nuestros faros internos que nos indican el camino cuando sentimos que está todo perdido.

Y la energía que se vibró estuvo inigualable a otros días; pero nada es extraño en Tepoztlán realmente, todo puede pasar.

La idea de pasear el sábado era acompañar a Paty mi tía (menor que yo, siempre me urge aclararlo) a la presentación del libro «Memorias inimaginadas, una librhija de cincuenta madres». Compartir con ellas es muy divertido, tenemos la misma sintonía para encontrar lo ameno, positivo y gracioso de las circunstancias. Me divertí mucho, recomiendo leer el libro completo para entender a cada una de las integrantes de este excelente ejercicio.

Esto ha propiciado que yo también describa mis obstáculos durante la pandemia que haré en breve, honrando y abrazando a todas y cada una de estas mujeres.

FJC.

 

1 Comentario

Súmate a la discusión y déjame un comentario.

Daniel Davidrespuesta
11 de junio de 2022 at 5:35 pm

Muy buen articulo mi hermano; se te da la escritura

Dejar una respuesta